Biosignatures

Señales de Vida

En exobiología, los biomarcadores (biosignatures en inglés) son elementos que nos indican la presencia (pasada o presente) de vida. Para que un biomarcador sea útil la probabilidad de que haya sido creado por un organismo vivo ha de ser muy alta, y a su vez la probabilidad de que haya sido creado por un proceso no biológico debe ser muy baja. Esto es importante porque en ocasiones los planetas habitables crean elementos de forma no biológica que pueden ser confundidos por biomarcadores.

Ejemplos de biomarcadores podrían ser las moléculas orgánicas complejas (o fósiles de biomoléculas), estructuras celulares o extracelulares o cambios temporales en las características del planeta (por ejemplo cambios en la composición de su atmósfera). También hay ciertas huellas geológicas que son consideradas biomarcadores, por ejemplo patrones de deposición de ciertos minerales o isótopos. En la Tierra, un biomarcador importante pordría ser el oxígeno atmosférico, que desaparecería si no hubiera seres vivos que lo producen.

Aunque el desarrollo tecnológico es mucho menos probable en el Universo que la vida, en caso de existir es probable que produjera señales consideradas biomarcadores mucho más potentes. La tecnología humana, las radiofrecuencias que produce y los cambios que se han desarrollado en nuestra atmósfera y todo nuestro planeta debido al desarrollo tecnológico serían potentes biomarcadores muy facil de detectar desde distancias remotas.

Considerando la posibilidad de que haya civilizaciones remotas que estén desarrolladas tecnológicamente y emitan radiofrecuencias en forma de patrones matemáticos, se han llevado a cabo diferentes proyectos de escucha con radiotelescopios. Estuvieron de moda especialmente en la década de los 70. Así mismo se han lanzado mensajes cifrados en forma de radiofrecuencias al espacio con la esperanza de que en algún lugar fueran escuchados e interpretados.

Ha habido otro mensajes que se han lanzado al espacio en forma de sondas, con dibujos representado distintos aspectos de nuestra especie y mapas que indicarían donde está el planeta que llamamos nuestro. Un ejemplo son las sondas Voyager I y II que portaban discos fonográficos con todo tipo de información sobre la especie humana, hablando desde los genes hasta las bibliotecas, fotografías de seres humanos de todo el planetas llevando a cabo distintas actividades, grabaciones con saludos en diferentes lenguas, fragmentos de músicas de todo el mundo y (¡como no!) un mensaje del entonces presidente de EEUU.

Sondas enviadas al espacio. Pioneer X y XI, Voyager 1 y 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s